Archivo de la etiqueta: viajes

No corriendo por Francia

Un post de verano escrito entre Montpellier y Toulouse, las dos ciudades que este año estamos visitando durante las vacaciones. Lo relativamente cerca para acoplarse a un presupuesto limitado, pero situadas en el extranjero que siempre ayuda a que la desconexión con la vida diaria sea más fácil.

No preocuparse por la fachada.

Siempre que viajo al extranjero suelo fijarme inconscientemente en aquello que no me gusta de mi país. Cada vez que viajo por Europa me fijó en las aceras, de color gris, no descuidadas pero sin que reluzcan, sin que parezca que se han cambiado cada cuatro años aprovechando periodos pre-electorales. En este viaje me he dado cuenta lo difícil que es a veces descubrir si una casa está abandonada o vive una familia adinerada, las fachadas suelen ser iguales, de un gris monótono, descuidadas y con unas contraventanas con falta de más de una mano de pintura. No creo que se trate de tener o no tener, de gastar menos o más, sino de gastar en cosas que realmente compensen, que el dinero te ofrezca algo de valor real a cambio. Una fachada de mármol, una verja de un parque pintada todos los años, un coche oficial cada 5 años, por poner algunos ejemplos de gastos públicos que no tengo claro que ofrezcan algún tipo de compensación al contribuyente. Estos pensamientos se asociaron al mundo del running, muchas veces me veo con las mallas, medias de compresión, el garmin, el cinturón, etc, como la fachada de una casa en España, pero sin realmente poder correr todo lo que me gustaría, mientras que otros, sólo con una camiseta de tirantes y unos pantalones cortos me recuerdan a muchas casas que estoy viendo en este viaje, menos fachada y más cuidar lo realmente importante. (Aclaración, para mi hay dos tipos de corredores únicamente, los que están empezando, no saben correr y les da vergüenza llevar camisetas de tirantes, entre los que me encuentro, y los que llevan camisetas de tirantes)

No correr por Francia.

Por tercer o cuarto viaje veraniego, sigo con la maldición de no poder descubrir la ciudad a golpe de zapatilla. Esta vez ha sido un esguince que no termino de curarme. La anterior aún me duele, estar en New York y no poder correr por Central Park (NY) por culpa de una fascitis me jodió mucho. Muchas ciudades están hechas para verlas corriendo, siempre puedes descubrir lugares en los que no te fijarías en un simple paseo turístico. Las vacaciones pueden ser el mejor momento para poder hacer una tirada de las que no importa parar las veces que sean necesarias para ver a que hora abre una pastelería o para echar una foto a un gato durmiendo en un balcón, correr por el placer de descubrir rincones de la ciudad a los que no llegarías andando.

Correr en francia

El negocio del Running III: Correr está de moda.

Hay una historia-mito que cuenta que una ardilla podía cruzar la península saltando de árbol en árbol, en la actualidad podría hacer lo mismo saltando de un caso de corrupción en otro, perdón que me lío, saltando de corredor en corredor. Correr está muy de moda en España, solo hay que pasear por el parque para ver infinidad de corredores, que no atletas, o ver como casi cada fin de semana hay una maratón en nuestro país. Y cuando algo está de moda inmediatamente se convierte en negocio, lo que no tiene porque ser algo negativo, al final un negocio simplemente es una forma “legal” de obtener un beneficio, se podrá hacer mejor o peor, pero negocio y robo no son sinónimos aunque a veces lo parezca.

Una de las herramienta más fiables para saber el grado de madurez de una moda es El Corte Inglés, si esta empresa lo distribuye en sus centros probablemente no se trate de una tendencia pasajera ya que suelen sondear bastante bien como se mueve el mercado e incluir en su catálogo todo aquello que demandemos y, a veces, aquello que aún no sabemos ni que queremos.

A continuación os detallo los tres movimientos que esta empresa ha realizado en los últimos meses y que me han hecho escribir sobre como se mueven algunas de las grandes tiendas de material deportivo para intentar coger un trozo de esta suculenta tarta:

  • Agencia de viajes: ya tenían una desde hace tiempo, lo novedoso es la compra del dominio ventedemaraton.es que nos lleva a un apartado específico dentro de la agencia para reservar viajes y dorsales para carreras en territorio nacional e internacional. Me parece muy buena idea añadir también un apartado de ciclismo y triatlón y lo que me parece muy interesante la tercera posición en la busqueda de Google “viaje+maratón”.
  • Organizador de carreras: Organiza la carrera de “Papa Noel”, donde se “corren” 5,5 km por 12 euros (algo caro el km) disfrazados de Papa Noel  y adivinad en qué centro comercial se hace la feria del corredor.  Las carreras cortas donde el corredor se disfraza y/o hay obstáculos que están orientadas más a la diversión que al hecho deportivo se ha exportado de países anglosajones y están empezando a proliferar por aquí.

16005450752_a1784b58ef_z

  • Portal de entrenamiento: Tienen un portal web (RunAcademy)  que ofrece entrenamientos personalizados, al que se puede acceder “gratuitamente” con un código que solo tendrás si gastas 70 euros en sus tiendas.

Llegados a este punto recomiendo leer el post de Pancho Quevedo  sobre el “Jabugo” de los corredores y que releas (soy optimista y pienso que lees lo que escribo aquí) el que publiqué sobre sí un Reloj-gps llevaba un dependiente del Corte Inglés dentro. Después de estas lecturas, la de Pancho mucho más entretenida que la mía, ya podemos asumir la nueva realidad: además de corredores somos un negocio, pero esto tiene un lado positivo: en la mayoría de los negocios “el que paga manda”.

Nota del que escribe: Esta entrada en principio iba a ser sobre bicicletas pero la falta o exceso de medicación hace estragos XD.

 

Run 728 x 90