Archivo de la etiqueta: solidaridad

La burbuja del running.

Muchas veces nos quejamos, yo el primero, de la “Burbuja del running”, algo así como la del “ladrillo” pero sin efectos tan catastróficos. Quejas sobre el mercantilismo imperante en este mundillo y sobre como correr se está convirtiendo en algo muy alejado a poner un pie delante de otro. Pero no siempre somos consecuentes con nuestras quejas, nuestra coherencia como corredores a veces deja mucho que desear:

  • ¡Que esta carrera cuesta mucho y el avituallamiento es un desastre!: Seguimos corriéndola año tras año.
  • ¡Que las kayano cuestan un ojo de la cara!: Vamos por el par que hace 21.
  • ¡Que nos venden que talonear es bueno y malo en la misma revista de running!: Suscripción anual.
  • ¡Que una web, cuenta de Twiter o FB sólo me quiere para que vea su publicidad y para ello copia los artículos de otros sitios o sube vídeos que no son suyos!: Like, Fav, RT y alabanzas mil.

El auge que ha experimentado el “running” en estos años es casi imparable,  parques repletos de corredores, gente que jamas te imaginarías que iba a salir de su sofa-“chaise longue” corre, y más que tu. Somos una masa ingente de clientes que no conseguimos remodelar la burbuja hacia algo más amable.

Casi todos empezamos a correr pensando que es un deporte barato y que sólo necesitamos unas zapatillas y ganas, un lema que podríamos denominar como “La Gran Mentira del Running”. Correr no es barato, no es carísimo, pero tampoco es barato, al menos para la mayoría. Hay casos excepcionales en los que el corredor no sucumbe a las tentaciones y con unas zapatillas al año y las camisetas de las dos o tres carreras que participa le es suficiente, pero yo no soy de ese tipo de corredores: varias zapatillas al año, visita al fisioterapeuta mensual, reloj gps, camisetas, cortavientos, cinturón, medias de comprensión, buff, calcetines decentes y eso que no corro maratones, no tomo geles, ni barritas o pan runner y tampoco compro revistas de correr (por suerte soy co-editor de una) ni muchos de los libros de running que ahora abarrotan las librerías. En resumen, que yo corra hace que muchos otros ganen dinero.

Run and Take the Money

Sigue leyendo La burbuja del running.

Correr por algo más que el placer de correr III: Causas Solidarias.

Este post es el tercero de la serie “Correr por algo más que el placer de correr”. En la primera escribí sobre la visibilidad de los retos deportivos con carácter solidario y en la segunda parte expuse tres ejemplos de corredores, que aún teniendo problemas físicos, son ejemplo de superación y de que el esfuerzo es el camino para superar muchas dificultades.

En esta tercera parte he recopilado varios proyectos solidarios relacionados con el “running”. La “crisis económica” ha hecho que  el ciudadano sea quien debe apoyar causas como la investigación médica, la ayuda a familiares con personas “dependientes” a su cargo o causas que se ocupan de ayudar a personas sin recursos para poder cubrir sus necesidades básicas.  En estos años la solidaridad de los ciudadanos se ha hecho más que imprescindible, no es algo que me guste, de hecho me produce bastante cabreo, ya que siempre he creído que esa es la tarea “primordial” de toda administración pública. Los ciudadanos de este país tenemos muchos defectos, pero uno de ellos no es la solidaridad, cuando las cosas van realmente mal los ciudadanos suelen volcarse en temas solidarios, pero a veces echo de menos el mismo ímpetu para denunciar a quien  no administra correctamente NUESTROS recursos.

Sigue leyendo Correr por algo más que el placer de correr III: Causas Solidarias.

Correr por algo más que el placer de correr II: Inspiración.

En esta entrada se supone que solamente iba a comentar el caso de 3 personas que corriendo inspiran a otras para conseguir objetivos más importantes que acabar una carrera. Personas que sirven de motivación para aquellos que no pueden llevar una vida tan cómoda como la mía, pero voy a añadir al final del post una “bola extra” sobre la falta de “ética profesional” en los portales web de running y deportes, que a lo mejor no os interesa mucho, pero está relacionado con el resto de la historia y quería dejar un apunte sobre la diferencia entre generar contenido “al peso” y aportar algo de información, sobre todo para que cuando este blog se convierta en un mera trituradora de contenido de terceros, podáis dejar un  comentarios diciéndome que antes me quejaba de lo mismo que yo estoy haciendo.

En la primera parte de la serie  “Correr por algo más que correr” contaba el caso de Pamela Anderson corriendo la Maratón de Nueva York por una causa benéfica como ejemplo para conseguir visibilidad en los “retos deportivos” con fin solidario. En esta segunda parte, las tres personas que pongo como ejemplo tienen dos características comunes: Problemas físicos que les impiden hacer una vida “normal” y un reto deportivo muy complicado incluso para alguien sin esos problemas físicos. He elegido a estas tres por que creo que son un claro ejemplo de que con esfuerzo y aún teniendo limitaciones físicas se pueden conseguir grandes cosas.

Ramón Arroyo.

Una persona con esclerosis múltiple que se propone realizar un Iron Man, no explicaré mucho más porque supongo que muchos ya habéis visto el monumental reportaje realizado por Informe Robinson (os recomiendo que veáis el resto de programas realizados, un ejemplo de que aún es posible realizar buena televisión) y los que no lo hayáis visto todavía, mejor verlo que leer una explicación mía.

Me quedo con la frase de Ramón en la que viene a decir que si le ven hacer un Iron Man, gente con su misma enfermedad sabrá que es capaz de poder ir a comprar el pan sin ayuda. Ramón colabora con Fundación de Esclerosis Múltiple y podéis seguirlo en su blog o en su cuenta de twitter. Sigue leyendo Correr por algo más que el placer de correr II: Inspiración.

Correr por algo más que el placer de correr I.

En una de mis primeras entradas de este blog hablaba sobre si tenía sentido, que no merito, correr una maratón en más de 5 horas. Sigo manteniendo la misma opinión, creo que correr durante 5 horas es demasiado para quién no está preparado y que disfrutaría más y con menos sufrimiento en carreras más cortas. Pero hay algunas excepciones donde hacerlo en más de 5 horas tiene más sentido que si se acabara en 3 horas, sobre todo cuando el fin es solidario o puede servir de ejemplo y motivación a otras personas (2ª parte de este post).

Hay muchos ejemplos de atletas o corredores populares que deciden realizar gestas con fines solidarios, pero también hay de personas no vinculadas con el mundo del deporte que únicamente lo utilizan como una herramienta de difusión para alcanzar dicho fin.

Muchos sabréis ya que Pamela Anderson terminó la reciente maratón de NY en 5 horas y 41 minutos y sufriendo bastante, como ella publicó en su propio Twitter. Correr durante casi 6 horas por muy despacio que vayas no es tarea fácil, y menos para alguien que no es una corredora habitual y sin haber preparado la carrera a conciencia. El objetivo que perseguía era recaudar fondos para la Organización “J/P Haitian Relief Organization” fundada por el actor Sean Penn tras el terremoto de Haiti para ayudar a las victimas y la reconstrucción del país. No conozco mucho la actividad fuera de la TV de Pamela Anderson, alguna vez ha salido en TV semidesnuda (por eso salía en los telediarios) en campañas a favor la organización de los derechos animales PETA, pero parecer ser que está bastante implicada en temas solidarios, ha visitado varias veces Haití tras el terremoto y tiene su propia fundación.

Pamela Anderson despúes de la maratón de Nueva York
Foto publicada en el twitter de Pamela Anderson tras acabar la maratón de Nueva York.

Sigue leyendo Correr por algo más que el placer de correr I.