Archivo de la etiqueta: ideas

Re-Creatividad y Re-inventarse

Supongo que mientras pintaban los bisontes en las cuevas de Altamira, llegaría un “Cuñado” diciendo que en la cueva del asentamiento de al lado ya había animales pintados en la pared. El artista, uno de los primeros de la historia, probablemente sin saberlo, ante también uno de los primeros críticos de la historia, le respondería que él estaba realizando algo distinto, que utilizaba colores, mezclaba trazos gruesos con finos y que aportaba su propia visión a la hora de representar la belleza de ese peludo, a la par que sabroso, animal. Esa explicación seguramente no convenció al “cuñado”, aún hoy, no se conoce ningún caso en el que un cuñado haya cambiado de opinión (o al menos que lo haya admitido en público). Quizás una pedrada a tiempo hubiera sido mejor. En esa época las cosas se solucionaban a pedradas o a palos (que poco hemos cambiado), no había los juzgados colapsados ni doctrinas Botín que te libraran de una buena pedrada. Además esa pedrada, la pedrada prehistórica, podría haber cambiado el rumbo de la historia humana. Si el artista se hubiera ahorrado las inútiles explicaciones ahora estudiaríamos en el colegio la extinción de los cuñados y sacaríamos a pasear a nuestro dinosaurio para que haga sus necesidades de media tonelada de peso en el jardín del vecino. ¡Lo que puede hacer una pedrada a tiempo! (o auto-pedrada).

Sigue leyendo Re-Creatividad y Re-inventarse

El valor de las ideas: luz de freno para bicicletas.

Pensando sobre ideas:

  • Las ideas no valen nada y, si valen algo, no las suelen pagar.
  • Las ideas simples tienen algo mágico cuando al verlas funcionar.
  • La ejecución de la idea genera más  valor($) que la propia idea.
  • Una mala ejecución pude destrozar una idea.
  • La idea que tengo seguro que la tiene o ha tenido alguien.
  • La originalidad es muy improbable pero la brillantez  no tanto.
  • De una misma idea se pueden generar resultados distintos, mejores y peores.
  • El momento en el que se lanza la idea es tan importante como la propia idea.
  • Las ideas pueden mejorarse con la interacción de más personas.
  • Si la idea es buena, te copiarán seguro. Lo que es complicado que te copien es la forma de ejecutarla.

Idea

Ninguna de las frases anteriores son verdades absolutas, simplemente son pensamientos a los que últimamente les doy alguna vuelta. Para mi lo difícil no es tener ideas, sino ejecutarlas, por ejemplo, desde que empece este blog no me han faltado ideas sobre las que escribir, pero no tengo la misma facilidad para plasmarlas y que queden “historias redondas”. Soy consciente de que es prácticamente imposible escribir sobre temas de los que nadie haya escrito ya, pero he aprendido (y me han enseñado) que si que es posible darles un punto de vista original.

La originalidad.

Soy de los que se emociona cuando alguien crea algo original, que al verlo, tocarlo o leerlo desprende un fuerte olor a “nuevo”. Nuevo, no entendido como “lo último”, sino como algo que no existía antes,  como cuando Apple saco el primer iPhone o cuando un Ferrán Adria inventaba recetas en “El Bulli”. Ser original es algo muy complicado, casi todo está escrito o inventado, pero de vez en cuando hay destellos de imaginación que me asombran, y lo que ha cambiado en estos últimos años es que cada vez hay más ocasiones en las que me sorprendo. Internet es maravilloso, ofrece la posibilidad de que el talento y la grandes ideas se compartan desde cualquier lugar y de forma casi inmediata.

Sigue leyendo El valor de las ideas: luz de freno para bicicletas.