Archivos de la categoría PreMarathon

A la espera de una estrella, el atletismo se va muriendo.

Este fin de semana se disputó en Valencia la Copa de España de Clubs, un campeonato de atletismo en pista cubierta donde los atletas van sumando puntos para su club en cada prueba que realizan. Un evento rápido,  no hay series clasificatorias, sólo finales, donde las pruebas de velocidad, medio fondo y fondo van realizándose sin esperas al mismo tiempo que se desarrollan las pruebas de concursos (longitud, pértiga, peso y altura). Una competición con acceso gratuito, formato vibrante y en el escenario mágico de la pista cubierta. En estas competiciones casi puedes tocar al atleta en las curvas peraltadas y, una vez finalizada su prueba, se mezclan con el público como uno más. En resumen, un “dulce” donde poder ver atletas de nivel internacional y crear afición que se volvió a desaprovechar.

No fui sólo, pude convencer a mi mujer y a mi cuñada para que me acompañasen sin mucho suplicar. Ninguna de las dos es muy aficionada a ver por la televisión gente dando vueltas a un ovalo una y otra vez, ésta es la visión que tienen muchas personas del atletismo televisado, un deporte lento, aburrido y repetitivo. Pese a mis miedos, la verdad es que no perecieron de aburrimiento tras casi cuatro horas de atletismo en directo. Con unas pocas indicaciones antes de cada prueba, para que supieran quién podía ganar y a quién seguir o que particularidad tiene cada prueba, fue suficiente para pasar cuatro horas bastantes entretenidas. (Un “speaker” más participativo, o al menos un mejor sonido, y un vídeo marcador también hubiera sido de gran ayuda ).

Sigue leyendo A la espera de una estrella, el atletismo se va muriendo.

Correr, huir y dorsales a la basura.

"Ayer salí a correr para huir y hoy me vuelvo a encontrar mientras corro"

No busquéis profundidad ni dobles intenciones en la frase anterior. Correr solo y sólo correr. Si ver una película o leer un libro me permite ser otro por unos instantes, correr sólo me devuelve lo mismo que le doy, a mi mismo, sudado, pero nadie distinto a lo que era antes de dar un paso.

Al igual que cuando te despiertas de un sueño loco, y de repente todo carece del más mínimo sentido, las frases anteriores tenían una claridad pasmosa mientras brotaban con cada zancada. Ahora que las pongo por escrito, no son más que una maraña de incoherencias  que, como mucho, sólo ayudarán a sobrevalorar aún más el hecho de poner un pie tras otro.

Ruiners del Palo Nº 5: #LaCastadelRunning

A veces pienso que deberíamos cambiar el nombre a esta revista por el de “El Retraso”, no es que los autores intelectuales del delito (David y el que escribe) tengamos alguna “tara”, que también, pero si que es verdad que cada vez nos cuesta más cerrar un número. Con esté número quisimos hacer un esfuerzo que compensará vuestra espera y el resultado fue desastroso, así que volvimos a hacer lo que se no das bien, esperar que la inspiración nos llegue, sea cuando sea, y seguir con la línea editorial de siempre:

  • Running y familia: Alguien tenía que decirlo, tu familia está hasta los huevos de ti y de tus carreras. Que sí, que van a verte llegar a meta, pero no sabes cuanto “se la trae al pairo” que bajes tu marca ese miserable minuto que no te deja dormir por la noche, SO CANSINO!!
  • Un número con mucho Coaching. Para que cojones vamos a entrenar si con dos frases motivacionales de Paulo Coach-Elo y un video de youtube hacemos el Ultra Trail del Montblanc a la pata coja
  • Y si con el coaching no es suficiente, no hay problema, ahí esta el milagroso dopaje, si los profesionales tiran de estas pócimas y nike los sigue fichando, ¿vamos a ser menos los populares? En próximo números: Cómo hacer tu propia EPO en casa y que los vecinos sigan diciendo “parecía un buen chico”.
  • Y mucho más en este Nº5 de RUINERS DEL PALO … pero tampoco es cuestión de desvelar todo el contenido.

Ale, a disfrutar de la lectura y recuerda que puedes consultar el resto de números aquí.

RUINERS DEL PALO 05 new

La burbuja del running.

Muchas veces nos quejamos, yo el primero, de la “Burbuja del running”, algo así como la del “ladrillo” pero sin efectos tan catastróficos. Quejas sobre el mercantilismo imperante en este mundillo y sobre como correr se está convirtiendo en algo muy alejado a poner un pie delante de otro. Pero no siempre somos consecuentes con nuestras quejas, nuestra coherencia como corredores a veces deja mucho que desear:

  • ¡Que esta carrera cuesta mucho y el avituallamiento es un desastre!: Seguimos corriéndola año tras año.
  • ¡Que las kayano cuestan un ojo de la cara!: Vamos por el par que hace 21.
  • ¡Que nos venden que talonear es bueno y malo en la misma revista de running!: Suscripción anual.
  • ¡Que una web, cuenta de Twiter o FB sólo me quiere para que vea su publicidad y para ello copia los artículos de otros sitios o sube vídeos que no son suyos!: Like, Fav, RT y alabanzas mil.

El auge que ha experimentado el “running” en estos años es casi imparable,  parques repletos de corredores, gente que jamas te imaginarías que iba a salir de su sofa-“chaise longue” corre, y más que tu. Somos una masa ingente de clientes que no conseguimos remodelar la burbuja hacia algo más amable.

Casi todos empezamos a correr pensando que es un deporte barato y que sólo necesitamos unas zapatillas y ganas, un lema que podríamos denominar como “La Gran Mentira del Running”. Correr no es barato, no es carísimo, pero tampoco es barato, al menos para la mayoría. Hay casos excepcionales en los que el corredor no sucumbe a las tentaciones y con unas zapatillas al año y las camisetas de las dos o tres carreras que participa le es suficiente, pero yo no soy de ese tipo de corredores: varias zapatillas al año, visita al fisioterapeuta mensual, reloj gps, camisetas, cortavientos, cinturón, medias de comprensión, buff, calcetines decentes y eso que no corro maratones, no tomo geles, ni barritas o pan runner y tampoco compro revistas de correr (por suerte soy co-editor de una) ni muchos de los libros de running que ahora abarrotan las librerías. En resumen, que yo corra hace que muchos otros ganen dinero.

Run and Take the Money

Sigue leyendo La burbuja del running.

Maratón fotográfico de Valencia 2014

Este domingo pasado se disputó la 34ª edición de la Maratón de Valencia, algo para lo que no estoy aún preparado, y aún menos preparado para cambiarle el nombre al blog por: “Postmarathon”, aunque por lo que leo en las RRSS, después de una maratón siempre va otra, al final los maratonianos están siempre en un estado de “pre-maratón” continuo.
Junto a la maratón y al 10k se celebraron otros eventos paralelos, entre ellos El Maratón Fotográfico de Valencia, un concurso de fotografía que me servió para vivir un poco más de cerca  el ambiente de la carrera. Qué mejor plan que salir a echar unas cuantas fotos, animar a conocidos y desconocidos por igual y, con suerte,  chocar alguna “manita”. Como resultado de esa mañana de domingo tengo más de quinientas fotos, cinco de las cuales irán al concurso, vi como la ciudad se vuelca cada vez más con esta carrera, los últimos 3 km con gente formando un túnel de animación recuerda a etapas del Tour de Francia y tuve la suerte de saludar en el km 40 a un @contadordekm con el cuchillo entre los dientes adelantando a gente  (#tractorismo lo justito).

Aquí tenéis una pequeña selección de todas las fotos. Espero que os gusten y, si hay suerte, que alguna quede entre las 30 obras finalistas que se expondrán en la Ciudad de las Artes y las Ciencias.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

P.D: Muchas gracias Raquel, Salva y David por ayudarme en la selección. 
Actualización

Pues finalmente no he quedado finalista (oohhhhhhhh), si es que no me puedo hacer ilusiones de ganar todos los concursos a los que me presento. El año que viene, si no estoy corriendo volveremos a intentarlo.  Aquí podéis ver la galería con los 30 finalistas. Si fuera el jurado, me quedaría con la siguiente, a mi juicio capta perfectamente la esencia de la maratón: correr en soledad, un reloj y el fatídico muro.