Archivos de la categoría Accesorios

Buscando material para iniciarme en el Canicross.

Desde que recuerdo, en casa de mis padres siempre hemos tenido animales de compañía, casi siempre gatos, de los que me considero fan incondicional. Este amor gatuno puede también guardar relación con la cantidad de tiempo que paso en Internet, un avance tecnológico ideado casi al 100% con el único objetivo que compartir vídeos de gatitos. Dejando a un lado los gatos, el motivo de escribir este post es que mis padres tienen un perro, no tengo muy claro si es un pointer o un cruce con otra raza, lo que si que tengo clarísimo es que está en muy buena forma, quizás mejor que la mía. Hace unos meses salí con correr en plan tranquilo para recuperarme de un esguince y me lo llevé, nunca antes había corrido llevando a un perro conmigo y no estuvo nada mal. Me quedé con el gusanillo de volver a hacerlo de forma más o menos habitual, pero con material más decente, ya que correr llevando la correa en la mano no es que sea muy cómodo.

IMG_3267

Tras unas horas investigando en internet, he descubierto que correr con perros tiene un nombre: Canicross, en parte por haberlo leído en La Bolsa del Corredor. También he podido sacar algunas ideas sobre el material necesario y como deben ser las características básicas de cada uno de los elementos que lo componen.

Material para iniciarse en el Canicross

El equipo necesario para poder correr con comodidad con nuestro perro suele consistir en: Arnés, línea de tiro con amortiguador y cinturón. Para la elección de cada uno de los componentes debemos tener en cuenta tanto la seguridad y comodidad de nuestro perro como la nuestra, por lo que en todo caso debemos comprobar que tanto su arnés como nuestro cinturón estén libres de materiales que puedan generar abrasiones o cortes durante el movimiento continuado.

Sigue leyendo Buscando material para iniciarme en el Canicross.

Las ideas simples funcionan mejor: Ass-Saver.

Suelo asignarle el termino “brillante” a ideas que me asombran por su sencillez, esas que te sacan la frase: ¡Cómo no se me había ocurrido antes! Ideas simples en las que al ver la solución planteada todo cobra sentido. Ya escribí sobre el tema con la luz de freno para bicicletas y algo similar me sucedió cuando hace varios años vi que alguien en Suecia había desarrollado un sistema de lo más ingenioso para no mancharte tu espalda, y la parte baja de la espalda, al ir en bici y el firme está mojado.

Ya hace varios años que compré un Ass-Saver, “salvador de culos” para aquellos que hemos sufrido el sistema de aprendizaje de idiomas en este país. Una idea sencilla y económica dentro de un mundillo, el ciclismo, donde parece que todo tiene que ser caro para que sea efectivo. La simpleza en la idea no equivale a que el proceso mental que te haya llevado a ella sea más sencillo que otros, más bien todo lo contrario, diseñar o idear productos o conceptos simples que solucionen problemas diarios sin que generen otros colaterales es bastante complicado o muchas veces suceden por golpes de suerte, esa bombilla que se enciende casualmente y de forma milagrosa tras incontables horas dándoles vueltas al problema en la oscuridad.

En este caso, la idea es muy simple, un trozo plástico que se puede doblar y que sirve de guardabarros. Puedes quitarlo o ocultarlo rápidamente y a un precio bastante razonable, por unos de 10-12 euros se puede encontrar en su web ass-savers.com, en amazon o en wiggle.

Desde que compré el mío hace 4 años han evolucionado como empresa y el propio producto, pasando de vender un único producto a tener distintos modelos y realizar colaboraciones con artistas o equipos ciclistas. En la foto de la derecha podéis ver el modelo inicial que compre yo y a la izquierda la 3ª versión del mismo modelo que se vende actualmente con pequeños  cambios que no modifican la funcionalidad.

Ass Saver Originalass_Saver_3

Ass-Saver sobrevive como idea/empresa tras su lanzamiento en 2011, vertiginoso lanzamiento que les llevo a salir en más de 200 blogs con solo un vídeo en vimeo (podéis leer una pequeña entrevista en inglés sobre como sucedió), ha añadido nuevos productos y las patentes le han evitado morir por imitaciones asiáticas. Dentro de otro par de años será interesante ver cual es el camino que ha tomado.

 

En este post no trato únicamente de enseñar un producto que he probado o una idea que me pareció interesante, mientras lo escribo me viene a la cabeza lo difícil que es sobrevivir al éxito momentáneo, y más en la era de internet donde todo avanza mucho más rápido de lo que podemos asumir. Lanzar una idea, producto, libro, post que resulte exitoso y ser capaz de sobreponerte a ello no es tarea fácil. Seguir con la misma idea e ir mejorándola  o quizás pasar a otra totalmente distinta llevándote contigo todo lo aprendido, supongo que la respuesta será la misma que la que tienen todas las preguntas de este tipo: depende.

P.D: Tener ideas es fácil, lo difícil es lo que viene después.

Calcetines Injinji con dedos: un guante para los pies.

Pocas veces consigo resumir en el titulo de un post todo lo que tengo que decir en él, pero esta puede ser una de las veces. Los calcetines con dedos de la marca Injinji sientan como guante para el pie, esa es la sensación que tuve la primera vez que me los puse y es la que sigo teniendo tras haberlos usados muchas veces. Supongo que muchos ya los sabréis, pero los calcetines suele ser la prenda en la que menos invertimos al principio de empezar a correr y, de hecho, la que la mayoría de veces será la que nos arruine un entrenamiento o carrera. Tener unos calcetines de buena calidad ( >10 €) es casi más importante que la camiseta que llevemos o los pantalones.

Hace varios meses me compré mi primer par de Injinji, hasta la fecha no había tenido ninguno de este tipo. Mis calcetines “tope-gama” eran unos de lunares, pero quería probar si realmente su precio (15€) estaba justificado. El modelo que compré fue el Run Performance 2.0 LIGHTWEIGHT (versión cortos).

Injinji Calcetines

Sigue leyendo Calcetines Injinji con dedos: un guante para los pies.

Cómo llevar un cinturón para correr y que no lo notes: SPIbelt.

Para mi, que venga el buen tiempo es sinónimo de colgar el cortavientos y empezar a echar de menos los bolsillos, lo que suelo compensar con algún cinturón para correr, aunque solo sea para llevar unas monedas, las llaves y el movil si toca algo de semi-trail (a los desniveles que yo hago no se les puede llamar “trailrunning” aún). He tenido varios y casi siempre me ha pasado lo mismo, solo tenían dos opciones de ajuste: apretar hasta que te hicieran marca para que no se movieran o que el cinturón se fuera subiendo hacia el pecho conforme empezabas a correr.

SPIBelt Rojo

Desde hace unos días he estado pensando en cómo escribir sobre el último cinturón de correr que tengo, un “SPIbelt” como el de la foto anterior. Sólo se me ocurre definirlo como no llevar cinturón y creo que con esa frase sería suficiente para describirlo, recomendarlo e incluso volver a comprar uno. Pero encima la definición de “no lo notas” ya la he utilizado en el título del post, por lo que me faltaba mucho texto para completar una entrada decente sobre cinturones de correr, hasta había pensado en hacer hacer un “gif” para decir que cabe un plátano:

My Awesome Animation (1)

La marca lo vende como: “un cinturón con bolsillo grande y expandible, que no rebota al correr, de materiales suaves que evitan rozaduras” y realmente es cierto, es extrañamente cómodo, cabe casi de todo (hasta un plátano) y, repitiéndome otra vez, es como si no lo llevaras.

Tengo la versión resistente al agua, para que no se moje el plátano, pero hay más modelos: con dos bolsillos, bolsillo más grande, reflectante, con más presillas para llevar geles energéticos, etc. El precio suele ir entre los 22 € el básico y  los 27€ del modelo resistente al agua, aunque se puede encontrar algún  descuento en amazonwiggle.

Seguramente habrá “reviews” más detalladas y precisas, pero hoy solamente quería escribir que por los veintitantos euros que cuestan merece la pena probarlos.

P.D: Ningún plátano sufrió daño alguno durante el rodaje de este post (salvo los que me fui comiendo porque no cabían en el cinturón).

Actualización de Julio 2014.

Cinco meses después sigo pensando lo mismo de este cinturón. Hay días que a mitad de estar corriendo tengo la impresión de que lo he perdido por el camino, hasta ese punto no llegas a notarlo. Sigue siendo un cinturón perfecto para salidas en las que no necesitas llevar liquido o muy poco, pero esta actualización no era sólo para reafirmarme en lo dicho en el post. Navegando por la web me he descubierto un nuevo modelo de la marca: “SPI Messenger Bag”. Una bandolera cruzada a la espalda con el mismo concepto pero un cinturón mucho más ancho.

Spi Messenger Bag.Spi Messenger Bag

Una mochila tipo “messenger” con dos bolsillos expandibles de diferentes tamaños, uno fijo en el que cabe perfectamente una botella de un litro y un “cortavientos”, y otro más pequeño para llevarlo en la parte delantera, que además no es fijo, haciendo más accesibles los geles o el móvil fácil.  No la he probado, pero no dudo que lo haga, siempre me ha parecido muy incomodo llevar botellines de agua en cinturones o las molestias y el calor de llevar una mochila en verano cuando salgo a correr por la montaña. Creo que puede ser un sustituto de mi mochilas en algunas tiradas no muy largas. De momento no es fácil encontrarlo, solo lo he encontrado disponible en Amazon UK y en eBay por unos 40-50 euros.

Es Decathlon el Leroy Merlin de los corredores?

Hasta hace muy poco, cada vez que tenía que hacer alguna chapuza en casa siempre me faltaba algo, invertía más tiempo en el camino a la ferretería o a la mega-tienda de las reparaciones tipo Leroy Merlin que en la propia chapuza. Con el paso de las chapuzas ya he podido reunir una caja herramientas más o menos decente, lo que no quiere decir  ni mucho menos que esté completa.

Y vosotros pensaréis: ¿por qué me está contando esto?, si la última reparación que yo hice fue cambiarle las pilas al mando del DVD. La razón es simple, de tanta visita a “Leroy Merlin” me he dado cuenta que el funcionamiento de ese centro es muy similar al de otra mega-tienda: Decathlon. Tienes de todo y para todo, de diferentes calidades, lo más barato, la mejor relación calidad/precio y la gama alta, cerca de las cajas registradoras hay una serie de productos para que hagas compras compulsivas y siempre que vamos a alguno de los dos,  salimos con cosas que realmente no sabemos si utilizaremos. Lo que me lleva a pensar que el Decathlon es el Leroy Merlin de los corredores.

Pensaréis que son simple coincidencias, quizás, pero al final he acabado con dos cajas de herramientas, una para las chapuzas y otras para correr. En La Bolsa del Corredor os  cuento que es todo lo que yo tengo en la de correr:

herramientas_7