PreBook: El no-libro de running.

Hace un par de semanas que tuve una crisis literaria en este blog. En realidad ni fue crisis, ni esto es literatura, pero “crisis literaria” suena mejor que no se me ocurría nada que escribir o no tuve tiempo ni ganas para sentarme a escribir algo que aportará algo a quien decida perder/pasar su tiempo por aquí.

No soy entrenador, no llevo tantos años corriendo como para dar consejos sobre como correr o contar todos los errores que he ido cometiendo. Tampoco tengo semanas de entrenamiento que merezcan ser difundidas. En resumen, poco de valor puedo aportar al mundo “runnero-bloguero”, algún dato friki-tecnológico sobre gps o algún post sobre algo que probablemente solo me compraría yo. Lastres para escribir en un blog que se llama “premarathon”.  Si además unimos el hecho de que carezco de conocimientos serios sobre estilo, gramática y  ortografía, además de no ser la constancia uno de mis fuertes, tener este blog actualizado me supone cierto problema.

Las únicas ventajas que tengo son la imaginación, pajaritos en la cabeza que llama mi mujer, y que me expreso mejor escribiendo que hablando, realmente, esto último no es una ventaja, ya que mejor que mal no es necesariamente bien.

Expuesto el problema , la solución vino prácticamente sola, si me cuesta escribir en el blog, mejor escribir un no-libro de correr. En plena burbuja del Running, que mejor que otro libro sobre el tema, para que nos llene la estantería de humo. Tras la compra de la maquina de escribir, tocaba elegir la temática del no-libro, teniendo muy claro que aunque no sabiendo casi nada de entrenamientos, podría escribir sobre como correr, que también podría escribir sobre los beneficios de correr descalzo, aún no habiéndolo probado nunca, o hacer un libro encantador sobre como corrí mi primera maratón, aunque esto no haya ocurrido aún, al final me he decantado por contar historias inconexas donde aparezca alguien corriendo, aunque sea en sueños. Un experimento con gaseosa que puede acabar perfectamente en nada.

Para el título he intentado gastar poca materia gris: “PreBook”, siguiendo con la misma línea estética del blog y la tienda “PreShop”, que aún no ha logrado ni abrir la persiana. Esta entrada me sirve de prefacio del no-libro, aunque también he dejado un par de aclaraciones tras la foto de la portada por si todavía hay dudas sobre donde comprarlo.

Si normalmente no esperáis nada brillante de un libro sobre correr, de un no-libro sobre correr esperar lo peor.

PreBook

Preguntas no frecuentes:

¿Entonces esto es un libro de verdad?

Si y No. No, no es un libro de verdad, los libros los escriben los escritores o la gente famosa. Si esperabas que yo escribriera un libro, así, del tirón, es que no has leído mucho del blog o, por el contrario, me tienes en alta estima. Y sí,  al final habrá una serie de capítulos que podrían formar un libro de relatos, pero no esperes verme en al Feria del libro o en la Fnac firmando ejemplares, …, de momento.

Pero bueno, ¿Qué broma es esta?

Más que una broma es un experimento de entretenimiento, pero si que habrá humor. Si no te lo crees, lee la siguiente respuesta.

No lo entiendo, ¿pero tu no contabas historias ya en tu blog? ¿Qué es lo que cambia?

Ya contaba historias, por lo que no cambia nada, seguiré contando historias, pero habrá algunas que empezarán con un título similar a << PreBook. Capítulo 1: “El hombre con el polo a rayas”>> y tendrás la suerte de poder tenerlos todos en una sección del menú. Pero lo realmente increíble es que, si te gustan  mucho, puedes imprimirlos totalmente gratis, si lo haces desde el trabajo sin que tu jefe te vea, y si tienes “posibles” hasta encuadernarlo con tapa dura de las que dan empaque a cualquier libro.

Capítulos:

4 comentarios en “PreBook: El no-libro de running.

  1. Cuando he leído: “no soy entrenador”, “no llevo tantos años corriendo”, “no tengo entrenamientos épicos”… he pensado: ¡si soy yo!
    Y aquí estamos, cada uno con su blog y escribiendo a pesar de todo. Esto es tener moral :)

    (Por cierto, no es por chuliquearme pero yo sí tengo un Brooks jaja)

    1. Hola alma gemela ;-).
      Como no te podías imaginar que yo también tendría un brooks??? El de la foto es el nuevo que tengo en mente. La verdad es que esto del blog, lo utilizamos más como un terapia o herramienta para algo que aún no tenemos muy claro. Me he pasado por tu blog, enhorabuena, veo que has metido muchas más cosas, lo has dejado muy “profesional”. Nos seguimos leyendo por caminos paralelos. Mucha suerte en los 21k, pero sobre todo disfruta, como tu dices la alegría del primer día que haces una distancia, es increíble, por lo que el tiempo que tardes en hacerla no importa nada.
      Un saludo

  2. Las musas son unas capullas. Unas tapadas. Aparecen y desaparecen cuando les da la gana. Incluso a un gurú de una religión tan asentada en el mundo como el Novatillismo le cuesta en ocasiones encontrar la palabra precisa para plasmarla por aquí.

    Dicho lo cual, ya sabes que no saber qué poner en un libro nunca ha sido inconveniente para hacerse escritor. Ejemplos haylos y abundantes: Ana Rosa Quintana, Belén Esteban… y cómo no muchos corredores y periodistas arrimados al mundillo del running.

    O sea que no te cortes y publica y publicita ese no-libro hasta la extenuación :) No estarás haciendo algo que no haya hecho nunca nadie antes… jajaja

    1. Hola Sr.Novatillo,
      Dudo mucho que las musas te abandonen algún día, después de leer la descripción de tu parque, se que tienes recursos de sobra, y si no, siempre puedes pagar a la novatilla XD. Veremos en que acaba este no-libro, de momento solo tengo el primer capítulo en mente, la semana que viene en el blog.
      Ya está el trabajo hecho para Rotterdam, así que ahora a disfrutar.
      Un abrazo

Los comentarios están cerrados.